Share

El  8 de marzo es algo más que un día, es una jornada de conmemoración pero también de demostración de cómo el feminismo ha impulsado  e impulsa el gran cambio social de nuestra sociedad. La trasformación a una igualdad real y efectiva sigue teniendo necesidad de reivindicación y también de lucha.

Basta con ver la realidad para comprender que nos queda aún mucho trabajo por realizar y  mucho camino por recorrer. Seguimos inmersas en una cultura y una sociedad patriarcal que se aferra a los instrumentos de poder, de control y se revuelve contra las trasformaciones.

Los ataques y el menosprecio vuelven a primera línea, intentando cubrir con mentiras una realidad que no puede permitir ni un paso atrás en los avances conseguidos. No nos cansamos en repetir que la lucha feminista es la lucha por  la igualdad, una igualdad real no solo de derecho si no también de hecho. No nos cansamos porque llevamos más de un siglo, generaciones de mujeres y de hombres, trabajando y peleando cada avance en ese sentido. No hay descanso posible cuando  aquellos que creen en la superioridad, en el dominio de unos sobre otros, pretenden falsear la realidad con mentiras interesadas, darnos lecciones sobre maternidad, responsabilidad, y pretender seguir dictando directrices sobre nuestro cuerpo, sobre nuestras decisiones.

Si el  8 de marzo  del año pasado se demostró, con la gran movilización, la fuerza y el vigor de las reivindicaciones feministas, este próximo 8 de marzo es más necesario aún. No porque en este año no se haya avanzado en la igualdad real, afortunadamente la llegada al gobierno del PSOE, un partido que desde siempre ha estado a la cabeza de las reivindicaciones, que ha llevado a la práctica los principios del feminismo porque son los suyos. Un gobierno que continúa avanzando en la misma línea que anteriores  gobiernos socialistas en España, para que los derechos, las leyes sobre igualdad, se apliquen y se desarrollen a todos los niveles. Un gobierno que realmente se preocupa de dotar económicamente los mecanismos para conseguir que esa igualdad legal sea real, mejorando y favoreciendo la conciliación, la igualdad salarial, la educación. Un gobierno que ha mejorado y avanzado en la lucha contra la violencia machista, devolviendo por ejemplo las competencias a los ayuntamientos y dotándolas económicamente  para que ya en el nivel más cercano de la administración pueda incrementarse la atención y la prevención.

Por eso de nuevo este 8 de marzo el PSOE estará con la huelga y en las calles, porque estaremos, como siempre, luchando con las mujeres, porque cuando avanzan las mujeres, lo hace toda la sociedad y la democracia. No vamos a permitir que las derechas de nuestro país nos quiten los derechos conquistados derogando leyes que han sido claves en la lucha por la igualdad. Quienes cuestionan el feminismo intentando devolvernos al pasado nos tendrán enfrente, no vamos a tolerar ni un solo retroceso. Los derechos de las mujeres no se negocian.

No vamos a permitir recortes  en derechos y libertades, al contrario, es nuestro compromiso seguir avanzando en la misma línea, contribuyendo desde nuestra responsabilidad como partido de gobierno en el desarrollo de esa igualdad efectiva en todos los aspectos.

Porque Socialismo es feminismo, porque son nuestros principios , el 8 de marzo os invitamos a salir a la calle y sumaros a los actos previstos. O invitamos a que cada día sea un avance en la igualdad en tu vida, en tu trabajo, en tu ciudad, en tu ocio, en tu deporte, con tus amistades, cada día.

M. Gloria Muñoz Ávila, Portavoz Municipal Socialista y Candidata a la Alcaldía.

Share

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto