Share

La número dos de la candidatura del PSOE por Asturias al Congreso y ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha destacado en Mieres la trascendencia de la decisión que ha adoptado el Consejo de Ministros de elevar hasta los 172,23 millones de euros la concesión de subvenciones para compensar los costes de emisiones indirectas de gases de efecto invernadero. Se trata de ayudas que, tal y como ha subrayado la ministra, “contribuirán a evitar la deslocalización” de empresas.

El montante, según ha resaltado María Luisa Carcedo, atiende a todas las industrias que solicitaron ayudas, y cubre todas las solicitudes recibidas: “se va a dar a todas aquellas empresas que pidieron subvención, apurando al máximo el tope que permite la Unión Europea”. Consideraciones de la ministra antes de participar en la asamblea abierta que se ha celebrado esta tarde en Mieres, en la que ha participado junto al cabeza de lista del PSOE por Asturias al Senado, Francisco Blanco; el consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández; y la secretaria de la Agrupación Socialista de Mieres y diputada en la Junta General del Principado, Ana González Cachero.

“Estamos trasladando a la militancia la necesidad de ponernos en marcha en esta campaña. Llegamos a esta situación porque cada partido se dedicó a mirar por sus intereses y nos llevaron a un bloqueo que impidió que el candidato del PSOE, el partido más votado, que ganó con claridad las elecciones, fuese elegido presidente. Cualquier solución de gobierno pasaba por el PSOE, no había una mayoría alternativa posible, pero impusieron sus intereses particulares”, ha expresado María Luisa Carcedo en el encuentro celebrado en Mieres. Así, la ministra ha pedido a la ciudadanía que el 10 de noviembre “se pronuncie, y que lo haga con claridad para que se desbloquee esta situación porque el país tiene muchos desafíos internamente, que ha de que afrontar desde una posición progresista basada en la justicia social, y también en el contexto internacional».

María Luisa Carcedo ha señalado además la necesidad de que el Estado contribuya a resolver los problemas que se deriven de las exhumaciones pendientes de víctimas del franquismo: “Hay 300 fosas comunes en Asturias sin abrir. Nuestro país disfruta de una democracia plena, pero la tumba de Franco era una anomalía, simbólica, pero una anomalía”, ha enfatizado antes de señalar “el escándalo” que supone que el Gobierno del PP dedicase 0 euros a la financiación de la Ley de Memoria Histórica: “En el proyecto de presupuestos que había elaborado el Gobierno de España había una partida pero, al ser rechazado, el montante no se pudo aprobar”.

Share

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto