Imprimir

 Gloria Muñoz, portavoz Grupo Municipal Socialista

Al Grupo Municipal Socialista le gusta hablar y explicar con claridad a la ciudadanía las posibilidades y las vías de acciones para mejorar nuestro municipio y la vida diaria de cada persona que vive, trabaja y nos visita, por eso no utilizamos la demagogia ni el populismo en nuestras propuestas ni en nuestras manifestaciones.

Por eso exigimos coherencia a quienes nos gobiernan, empezando por el alcalde de nuestro concejo, que pretende marcarse logros como valedor de nuestros vecinos hosteleros, comerciantes y autónomos al dirigir una carta a la actual ministra de Hacienda para dejar sin efecto los artículos de la ley General de Subvenciones, sobre la exigencia de que no existan deudas con una administración para obtener una subvención (esto incluye las deudas con el ayuntamiento, desde  una multa al impago de recibos). Esta petición dicha así, en esta situación de crisis producida por la pandemia, puede sonar bien y no cuesta nada decirlo, lo lamentable es que sabe perfectamente que dejar de aplicar parte de una ley no es algo que pueda hacerse así, ni cambiarse inmediatamente, menos aún con la actual correlación de fuerzas del congreso. Sin entrar en que una proposición como la que lanza incluye en el mismo saco a quienes tienen dificultades para pagar el recibo del agua, que a quienes han defraudado a la Hacienda Pública.

Lamentamos que la sensibilidad del alcalde de nuestro municipio para quienes peor lo están pasando con la crisis sanitaria y económica se quede solo, una vez más, en escribir una carta. Y no en tomar decisiones en aquello sobre lo que tiene capacidad de actuación, decisión y gestión directa que es la hacienda local.  Se olvida que gobierna aquí con mayoría absoluta por lo que sus propuestas no tendrían ningún problema en aprobarse sin contar con nadie, ni con los grupos políticos ni con los agentes sociales. Tardaron meses en presentar una ayuda extraordinaria, detraída de otras partidas municipales, para comercio, hostelería y autónomos, que recoge en sus bases los artículos de la Ley de Subvenciones, y que, después de tanto tiempo, está todavía iniciando los trámites para su solicitud.

Han dejado pasar la oportunidad de reflejar esa sensibilidad en unas ordenanzas fiscales que hubiesen permitido modificar tanto el precio de las tasas e impuestos, como ampliar las exenciones y bonificaciones a las mismas. Y han utilizado, una vez más, la ley de Sostenibilidad Financiera del Partido Popular para no modificar nada. Los socialistas de Mieres entendemos que el dinero de los impuestos permite mantener los servicios públicos, hacer inversiones y realizar políticas sociales que reequilibren las diferencias, por eso mantenemos nuestras propuestas que van dirigidas a las bonificaciones y exenciones según los ingresos de las familias, los beneficios de las empresas y el trabajo estable en los negocios locales. Un ejemplo sería nuestra propuesta de modificación de la ordenanza del IBI para mitigar la subida del “catastrazo” derivado de la gestión del gobierno del Partido Popular, aunque parece que sus representantes locales se olviden de su autoría.

Los socialistas no apoyamos las reformas lineales, si no las proporcionales. No debemos grabar de igual manera a quienes han mantenido salarios, e incluso incrementado sus beneficios, que a quienes se han visto privados de cualquier ingreso.  Y esto puede hacerse, si de verdad se quiere contribuir a paliar la situación no solo de negocios y autónomos, si no la situación de cualquier familia de nuestro municipio, a través de las ordenanzas municipales; que se aprueban por el pleno, que pueden cambiarse como mínimo anualmente, sin necesidad de medidas excepcionales que obliguen a modificar les leyes estatales.  Se pueden tomar medidas sobre las tasas de agua, basura, sobre las terrazas, sobre las viñetas, sobre los precios de licencias, etc… incluso se pueden eliminar algunos de los precios que se cobran, por ejemplo, por el certificado histórico de empadronamiento, necesario para la solicitud del ingreso mínimo vital, porque es lamentable que el gobierno de IU le cobre a quien necesita precisamente más ayuda y no haya tomado medidas para eliminar este pago, porque explican sería prevaricar contra lo que marca la ordenanza, o incluso un trato de favor si se hace de otra forma.

Hasta ahora el gobierno de IU no ha tomado, ni formulado, ni aceptado ninguna propuesta que conlleve mejorar la situación de la ciudadanía de Mieres, no ha realizado ninguna acción efectiva de las que están entre sus responsabilidades de gestión.  Pero los socialistas no nos rendimos, seguimos proponiendo acciones, proyectos y propuestas para que, aunque las rechacen pleno tras pleno, puedan aparecer recogidas algunas en los presupuestos municipales, puesto que siguen sin presentarlos y aún tengan cabida en ellos, aunque aparezcan reflejadas como ideas del gobierno y no recogidas como aportaciones del Grupo Municipal del PSOE. Hemos realizado propuestas para todo el concejo en inversiones, obras, empleo, cultura, turismo, limpieza, urbanismo… seguimos trabajando en buscar soluciones a los problemas diarios y en proyectar mejoras para el futuro.

El gobierno de IU con el alcalde a la cabeza debe empezar a trabajar por este concejo, a buscar y proponer acciones, a escuchar las propuestas que tenemos otros grupos, otros colectivos y otras personas, para diseñar en común proyectos con garantías.  No pueden limitarse como gobierno municipal a buscar responsables fuera, su obligación es gestionar con responsabilidad, dando respuesta con los instrumentos que poseemos, y para ello es clave el presupuesto municipal, ya han desaprovechado la oportunidad de tener unas ordenanzas realmente sociales, que reflejaran de verdad una voluntad de colaborar en esta situación excepcional.

Los socialistas hemos realizado y seguiremos realizando, y reclamando con propuestas, un municipio mejor, porque sabemos que Un Mieres Mejor es Posible.